Pastelero a tus pasteles (Labores de un músico: ¿creación o gestión?)

(Columna de Dani BLue, directora Sonando.cl)

Con los colegas, siempre terminamos hablando de Industria, lo en pañales que estamos, que no existe, quienes están haciendo cosas interesantes o lo innovador de un Festival. La realidad es que son conocidos los procesos que tienen como resultado: Música, una obra plasmada en un Disco, que es de un Autor, se puede distribuir, y es parte del repertorio de un artista, e incluso otros pueden ejecutar. Un músico puede dedicarle seis horas a la semana, o más a un instrumento que maniobra con gracia y pasión. Instrumento que no fue barato. Y así podríamos seguir enumerando los recursos que tuvo que ocupar en tiempo, dinero y esfuerzo para materializar sus ideas en lo audible que existe hoy. Después de grabar, quedó satisfecho, ya es un artista con una obra publicada, ya no solo existe la inspiración que daba vueltas en su cabeza; existe y tiene una imagen que lo identifica con una Carátula en 3000 x 3000 píxeles. La primera presentación en vivo es todo un suceso con ilusiones, algo de ansiedad. Vamos que al pisar el escenario, el nervio se pasa. Y luego esperar, pero, ¿qué esperar? Los Discos no se venden solos, las presentaciones en vivo no te golpean la puerta, los festivales no tienen idea que existes y que tu proyecto es bueno. ¿Qué sigue? ¿Qué paso hay que dar primero? Los bares con música en vivo no son muchos y casi ninguno paga, porque las cervezas no pagan las cuentas, ¿o si? Inspiración, creación, preproducción, obra, grabación, mezcla, edición, masterización, disco, lanzamiento, difusión, comercialización, distribución, logística, estadísticas, promoción, almacenamiento. La oferta de envío del disco es desde Arica a Punta Arenas… Además debes estar pendiente de cuántas reproducciones mensuales tiene, ¿cómo crecen sus métricas? ¿Crecen? Y eso, traducido en monetización, paga la grabación, edición, masterización, etc. ¿O no lo hace? Hoy en día tenemos muchos músicos queriendo ser gestores, haciendo booking, diseñando afiches. ¿Por qué? ¿Cambiaron de vocación? Debería existir un registro de proyectos culturales en Chile, incluidos esos que no sobrevivieron por falta de recursos y tiempo, deberían considerarse abortados. Porque existe la pérdida, la tristeza, la historia que no fue, la ilusión que ahí quedó. Como parte de tu vida que se postergó, muchas veces para siempre, en post de pagar las cuentas. La pregunta que surge es: si te dieran a elegir entre ser músico o hacer gestión y ambas carreras fueran bien pagadas, ¿cuál eliges? ¿Cuando brillas más, alcanzando los números presupuestados en una fecha? ¿O en un escenario con público? Esto es la industria nacional, contiene músicos que quieren vender proyectos y proyectos que necesitan ser vendidos. En cualquier otra industria contratarías agentes de ventas, vendedores a terreno, encargado de marketing, y todo un equipo de recursos humanos necesario para provocar la comercialización del producto. Y sí, leíste bien: “Producto”, que es una palabra en la que no quieres encasillar un Disco, una canción. Y si no es un producto, ¿cómo lo vendes?, ¿qué técnicas usas? Si al final de la conversación con el dueño del bar apuntarás a que el contenido llega a mucha audiencia, mucho mayor a la capacidad del local y de las cervezas que tiene para vender.

Facebook Comments

admin Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *