Pececito: la nueva canción de Maxi Pedreros que aborda los desafíos políticos del presente.

La canción con ritmo de diablada, reflexiona en torno a las problemáticas ecológicas poniendo especial atención en la forma en que son percibidas desde la niñez. 

Cuando hablamos de “canto comprometido” latinoamericano las referencias saltan inmediatamente a la memoria. Desde Violeta Parra hasta Pablo Milanés, pasamos por una gran cantidad de artistas que de alguna u otra manera se comprometieron con las transformaciones sociales de su tiempo. Sin embargo, en la actualidad, el panorama parece haber cambiado profundamente. De ahí, que la pregunta por la relación entre el arte y la política sea materia de debate y reflexión.

Para Maxi Pedreros, cantautor nacional, el pulso del tiempo histórico parece haberse acelerado en el último tiempo: “En los 60’ el tiempo histórico se vinculaba con el desarrollo. Tanto marxistas como liberales se preguntaban por el estadio de desarrollo en que nuestro país se encontraba. En los 90’ y 2000 el tiempo se medía a partir del crecimiento económico. ¿cuál es el porcentaje en que el país ha crecido este año? En la actualidad, el tiempo parece adquirir forma de cuenta regresiva: ¿cuánto falta para la extinción de la vida?” nos explica Maxi.

Para el cantautor nacional, la problemática del tiempo no es ajena a la política, ni mucho menos a la canción. “El tiempo histórico, se relaciona con nuestro proyecto político. Si en los sesenta los marxistas hubiesen determinado que Chile era un país industrializado seguramente no hubiese existido el proyecto allendista, tal y como lo conocemos. Ahora bien, el tiempo y la política son dos cuestiones profundamente estéticas.”

De ahí que el músico proponga como fin político de su música cuestionar el actual modo en que se experimenta el tiempo “un tiempo triste que sin duda nos lleva a la implosión, al colapso nervioso y vital”. Es así como la canción comprometida, según Maxi, se relacionaría, ya no con un proyecto político particular, sino que, con una temporalidad que debe ser transformada: “la propuesta poética de pececito busca acercarse a la forma en que niños, niñas y niñes experimentan el mundo y el tiempo. También dialoga con algunos animales y plantas. Porque en ellos existe una vitalidad que la madurez nos ha arrebatado”, nos comenta el artista.  Es por esto que la importancia política del arte hoy es fundamental: “no se trata de un arte que sirva de soporte a la política, sino, de un arte que se instala en el corazón mismo de la política, así como la política lo hace con la vida” sentencia.

Los movimientos sociales actuales, desde el estudiantil hasta el feminista, así como distintas manifestaciones cotidianas e intervenciones artísticas; nos muestran una y otra vez que la política hoy está unida a la vida. “Lo personal es político”, es la consigna que escuchamos por todas partes, o bien, “hasta que la dignidad se haga costumbre”. Ambas aluden a la forma en que vivimos, por lo que la canción no debe quedar ajena a esta reflexión. Para Maxi no se trata de hacer canciones que simplemente incorporen estas consignas, sino que, de plantear en la reflexión poética de la canción, la posibilidad de un “futuro alegre y mejor”.

“Pececito” la nueva canción de Maxi Pedreros se estrenará –junto a su video promocional- este domingo 22 de marzo, con motivo del Día Mundial del Agua, a través de distintas plataformas digitales de música. Pececito viene a encarnar, según las palabras de su autor, “este deseo por la vida, que es también la alegría de saber que, de alguna y otra manera, los seres humanos colectivamente podemos poner freno al neoliberalismo desolador que pone en peligro nuestra existencia”.  

Facebook Comments

admin Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *